Para todos los amantes de Lawrence Alma Tadema, que sé que son muchos y muy variados.

 Lawrence Alma-Tadema: La inundación del Biesbosch en 1421 (1826).

En 1421, durante la festividad de Santa Isabel de Hungría, celebrada el 19 de noviembre en Holanda y Zelanda, se produjo una impresionante tormenta en el mar Rojo que desembocó en la rotura de los ruinosos diques de contención. Quedaron multitud de aldeas y tierras sumergidas, entre las que se encontraban el Parque Nacional de Biesbosch, al sur de Dordrecht. Dicha catástrofe no sólo fue importante por la pérdida irreparable de las víctimas inocentes, que fueron millones, sino también porque a largo plazo se descentralizó el poder económico entorno a la ciudad de Dordrecht, que hasta ahora había mantenido la hegemonía gracias a su mercado, dejando de ser la capital de Holanda.

La inundación de Santa Isabel fue representada en las vidrieras de la catedral de Dordrecht. Aquí Alma Tadema hace una representación de las víctimas inocentes que perecieron ese noche. Acompañado de un gato que, fruto del miedo, se eriza y se agarra con sus garras afiladas a uno de los laterales de la cuna, yace un niño , un querubín que duerme plácidamente. La noche lo envuelve todo y tan sólo se deja ver varias piezas domésticas que en el mar flotan, ajenas al horrendo drama que se percibe en este desasosegante cielo emplomado .