El artista multi-disciplinar francés Bernard Pras, crea imágenes (a medio camino entre escultura y collages) sirviéndose de cualquier objeto con el que se ha ido topando durante los últimos veinte años… En definitiva, donde la mayoría no veríamos sino basura, él es capaz de crear verdaderas obras de arte.

Y puesto que se trata principalmente de retratos y alguna que otra re-interpretación de alguna obra clásica, en cada una de las imágenes, los objetos que utiliza Pras no están seleccionados al azar, pues guardan connotaciones con lo que representan. De tal forma que, por ejemplo, en la imagen de Dalí aparecen relojes y el busto de un tigre (elementos populares en su obra); o la de Marylin Monroe, que está rodeada de muñecas y pegatinas con la señal de frágil.

Mejor, vedlo vosotros mismos: